Encuéntranos en Google+.

Cómo se creó la mesa de escenografía "Ruinas en Paradiso"

Daixomaku, nuestro socio más infinitero y responsable habitual de los torneos que organizamos, nos trae este artículo que explica cómo se creo la mesa de escenografía que el equipo de Barcelona presentó en el Torneo Nacional de Infinity y que esperamos que os inspire de cara a construir vuestras propias mesas de escenografía.

..................


Saludos!

Ahora que ya la hemos “estrenado” en el Nacional 2013, me gustaría compartir con vosotros la mesa que el equipo de Barcelona creó para este torneo: “Ruinas en Paradiso”

Primero presentar al “equipo creativo”: Area51, Gurkham, iVelilla y Daixomaku.

La idea de la mesa salió de varias necesidades a cubrir:

- Queremos presentar una mesa al concurso.
- Necesitamos poder transportar la mesa hasta Madrid.
- Necesitamos poder guardar con comodidad y economía de espacio la mesa en nuestro club (que andamos muy escasos de espacio de almacenamiento).

Además, nos propusimos algunos requisitos más:
- Que fuese modular.
- Que fuese jugable.

A partir de aquí, se nos ocurrió una variante de las piezas del Tetris, sobre tableros de 40x40, de tal modo que se pudieran girar, que las piezas coincidieran y, sobretodo, que las piezas encajaran unas dentro de las otras:

Una primera versión en Sketchup desde dos puntos de vista:



Una primera prueba de encaje de piezas.



Con el diseño claro, elegimos los materiales:
- Tablero de DM de 5 mm de espesor para las bases, ya cortadas a tamaño 40x40 cm.
- Placas de poliestireno extruido de 4 cm de grosor (unas que ya tenía en casa).
- Cola para poliestireno (con un “no mas clavos” también vale).
- Cartón (para las cintas y la caja).
- Complementos varios: algo de alambre, unas plantas de plástico, césped electroestático, arena de playa, cola blanca, y las pinturas.

Las herramientas básicas usadas han sido:
- Cutter o cuchillos varios (el poliestireno extruido se corta muy fácilmente).
- Pinceles.
- Aerógrafo.
- Utensilios varios (lápices, bolis, papel de lija, etc.) para texturizar.

No tiene ningún misterio: lo complicado fue el diseño de las piezas de tal modo que unas pudieran encajar dentro de otras, dejándolas suficiente franquicia para que no rozaran las unas con las otras.

El resultado final, una mesa de 120x120 cm (más 40x40 cm de sobra para darle variedad), que cabe en esta caja:




Que fuera de la caja tiene este aspecto:





Que se puede mover con facilidad gracias al agarre en una de las cintas:





Y que se mantiene estable gracias a estas:




El montaje de la mesa no lleva más de 2 minutos, y nunca será igual:









En la siguiente imagen se puede apreciar como pareciendo un laberinto, hay líneas de tiro muy largas (algunas de más de 100 cm, sobre todo si se trazan diagonales), pero sigue teniendo el “encanto” de una mesa de interiores. Se pueden desplegar paracaidistas en todas las piezas, pueden entrar infiltradores aéreos por los laterales, se puede incluso jugar el Maghariba en casi toda la mesa!



Y esta es la misma configuración de piezas que la anterior pero giradas todas 90º a la derecha (una imagen similar, pero una mesa completamente distinta):



La pieza “de sobras” (hay un total de 10 y solo necesitamos 9 para jugar), para dar todavía más variedad y posibilidades de juego:



Varios detalles de las ruinas (restos de esculturas, escaleras para trepar a lo alto, …):












Y ahora toca guardarla: simplemente se giran algunas piezas y se buscan las “parejas”. En menos de 3 minutos la mesa vuelve a estar guardada y lista para ser almacenada o llevada de viaje!





Detalle del “giro” que hacen las piezas para encajar:



Detalle de 2 piezas ya unidas, ocupando el espacio de 1:



Vamos recogiendo:



Y listos para partir!



Esperamos que os haya gustado la idea y el resultado. Nosotros (sobretodo yo :P) estamos muy orgullosos de ella y ya estamos pensando en cómo explotar la idea y poder presentar nuevos diseños “compactos” de mesas, con reglas especiales incluidas!