Encuéntranos en Google+.

Reseña: Microscope

Reverendo y Athaelion nos hablan de Microscope, un peculiar ¿juego de rol? que hemos estado probando últimamente en el club.

.............

- ¿ A qué jugáis ?
- Microscope
- ¿ De qué va ?
- Crear ambientaciones y mundos.
- ¿ Quién dirige ?
- No hay máster.
- ¿ CÓMO ?


Así podría empezar un primer acercamiento a Microscope

¿Qué es Microscope?

Para empezar, Microscope no es un juego de rol, pese a que tenga algunas mecánicas de juego de rol y pueda ser muy interesante como herramienta dentro de los juegos de rol. Es un juego que consiste en crear de forma conjunta una ambientación, permitiendo todo tipo de ambientaciones tanto en genero como en “duración”.

A lo largo del juego nos encontramos con dos fases muy diferenciadas, la primera de ellas es 100% colaborativa, la segunda es la más larga y, a diferencia de la primera, cada jugador hará lo que quiera y aportará sus ideas como quiera.

Primera fase: Definiendo el tapiz

En la primera fase del juego todos los jugadores colaboran para decidir que quieren crear.

Lo primero que hay que hacer es decidir de que queremos que vaya, a grandes rasgos, nuestra ambientación. Habitualmente esto se resume en una frase. Podemos elegir cualquier cosa, desde “La humanidad abandona la tierra para conquistar nuevos planetas” a “una raza prehistórica da sus primeros pasos hacia la civilización”. Incluso podemos elegir frases que marquen un poco más el final que tendrá nuestra ambientación, por ejemplo “un imperio nace, crece y finalmente es destruido”. Cualquier cosa que haga que todos sepamos de qué queremos hablar y que nos de margen es válida. Como todo lo que hagamos en esta fase, deberá ser aprobado por toda la mesa, sobretodo para asegurar que todos se sientan interesados en la historia que hay que contar.

Una vez sabemos de qué va nuestra ambientación lo siguiente que tenemos que hacer es definir el principio y el final de la misma (Periodo inicial y Periodo final). Estos dos elementos nos darán un marco en el que jugar en la siguiente fase. No es necesario definirlos en profundidad, un pequeño vistazo a las cosas más remarcables es suficiente. Tampoco es necesario marcar una temporalidad concreta, se espera que los periodos (todos ellos, no solo los iniciales y finales) sean inconcretos en cuanto a duración.

Solo nos falta definir un par de Paletas para poder empezar la fase 2. Una de las paletas (la paleta del No) incluye cosas que bajo ningún concepto pueden entrar en juego y la otra (la paleta del Sí) cosas que quieres que haya en el mundo y que si un jugador decide introducir durante la segunda fase, nadie le puede decir que no. Este punto sobretodo sirve para poder prohibir cosas que no quieras bajo ningún concepto y para remarcar cosas que te gustaría ver en el mundo, como todo lo que se hace en esta fase, debe ser aprobado por el resto de la mesa.

Segunda Fase: Creando mundos

En la segunda fase todos los jugadores van añadiendo detalles sobre el mundo y la historia. En esta fase es donde se añade el color a la ambientación. Uno de los jugadores actúa como Lente durante ese turno, y escoge un Foco. Ese foco puede ser algo abstracto (el Progreso científico) o algo muy concreto (la ciudad de Muranel). Durante el turno, todo lo que creen los jugadores debe estar relacionado con ese foco.

¿Y qué pueden crear los jugadores? Pues periodos, eventos o escenas.

Un período se refiere a un hecho que ocupa un gran lapso de la historia. “Los dioses entran en guerra con la humanidad” sería un ejemplo de periodo. Un periodo siempre debe estar comprendido entre dos periodos existentes; por lo tanto el primer periodo que se cree, irá entre el periodo inicial y el final pero a partir de ahí cuando un jugador cree un periodo deberá indicar entre que otros dos periodos está situado. Y sí, esto permite que siempre se pueda incluir un periodo entre otros dos, aunque inicialmente parezca que no existe esa opción.

Dentro de un periodo podemos crear eventos. Un evento siempre esta incluido dentro de un periodo (y dentro del periodo los distintos eventos también deben ir ordenados). Un evento es un suceso concreto dentro de un periodo. Siguiendo con el ejemplo anterior “la muerte del dios de la magia” podría ser un evento en la guerra.

Y finalmente tenemos las escenas. Estas sirven para mostrar algo concreto de lo acontecido dentro de un evento. Las escenas son el punto mas cercano al rol “clásico” que nos encontraremos en Microscope. Existen dos tipos de escenas: las escenas dictadas y las escenas jugadas.

Ambas requieren que se plantee y responda una pregunta. Continuando con el periodo y evento anteriores la pregunta “¿quién mató al dios de la magia?” podría ser una escena.

Si se trata de una escena dictada el jugador que la ha propuesto debe responder él mismo a la pregunta (como si fuera un evento o un período), pero si se trata de una escena jugada, las cosas cambian bastante.

En el caso de una escena jugada, después de plantear la pregunta, el jugador que está proponiendo la escena puede indicar si hay algún personaje obligatorio o, por el contrario, algún personaje o concepto que no pueda estar. Por ejemplo si la pregunta fuera “¿qué sucedió a los soldados tras abandonar las instalaciones contaminadas del planeta Alma?” se podría pedir que fuera obligatorio que al menos estuvieran presentes un soldado que hubiera estado en las instalaciones y se podría prohibir la presencia de miembros del Alto mando.

Fijadas estas condiciones, los jugadores deben elegir/crear un personaje. Para ello únicamente deben darle un nombre y una muy breve explicación de quienes son. Por ejemplo: Arvin Stealh, soldado contaminado durante la visita a las instalaciones (aunque nadie lo ha descubierto todavía); Doctora Linda Lawrence, jefe médico de la nave de exploración Tormenta espacial, etc...

Hecho esto únicamente hay que interpretar (sin tiradas de dados, ni consultar fichas, únicamente narrando y utilizando unas mecánicas de autoridad compartida muy sencillas) hasta dar respuesta a la pregunta (y, cualquiera puede dar esa respuesta), momento en el cual la escena acabará.

Opiniones

Reverendo: Tras probar varios estilos de partida diferente, tanto en mesa como por Internet, he comprobado que Microscope es por un lado un juego entretenido que permite enfocar el proceso creativo de forma conjunta y amena. Además cada estilo de juego tiene sus pros y contras. La versión en mesa es muy espontánea, ya que en tu turno estás obligado a crear. En el aspecto negativo, las descripciones de las cosas suelen ser bastante rápidas (aunque esto depende del grupo) y se resiente bastante por el tiempo entre sesiones, aunque esto también ocurre en la mayoría de partidas de rol. Por otro lado, la versión online tiene la ventaja de que tienes más tiempo para organizar lo que quieres crear y puedes explayarte en la descripción de eventos y periodos. A cambio la velocidad de juego es muchísimo más lenta y pierde frescura, ya que no estás tan “obligado” a dar la primera idea que se te ocurre.

Athaelion: Por mi parte el juego me ha gustado, creo que es una muy buena herramienta para crear y al mismo tiempo dar a conocer el universo que se va a jugar en la mesa. Hay algo que no me termina de convencer y es el hecho de si se juega en mesa, como bien ha dicho Reverendo el tiempo entre sesiones resiente la calidad del resultado. Considero que una mezcla entre sesiones en mesa, y online puede dar un resultado muy bueno.