Encuéntranos en Google+.

Aventuras en el valle de Nentir - Partida I

Aventuras y desventuras en el valle de <span class="blsp-spelling-error" id="SPELLING_ERROR_0">Nentir</span> - I

El valle de Nentir

El valle de Nentir una tierra llena de las ruinas de los antiguos imperios que lo colonizaban ahora es una "relativamente" tranquila zona agreste poblada en su mayoría por humanos, gobernados por el Lord Protector, y es en Fallcrest la ciudad mas importante del valle donde empieza la aventura.

La ciudad de Fallcrest

  1. La antigua Torre de Vigilancia
  2. Los Astilleros
  3. El Puente de los Cinco Arcos
  4. La posada de Nentir
  5. La puesta del Caballero
  6. La posada del Unicornio Plateado
  7. La casa del comercio Medialuna
  8. La fortaleza de la luna de Piedra
  9. El bosque de las lápidas
  10. La casa del Sol
  11. Central del emporio Azaer
  12. Las Cataratas del río Nentir
  13. El templo de Erathis
  14. La brecha
  15. Las catacumbas del antiguo Fallcrest
  16. El templo de la melodía lunar
  17. Los establos de Fallcrest
  18. La puerta del Mago
  19. Importaciones Naerumar's
  20. La mansión de Armos Kamroth
  21. La cascada del río de la Luna limpia
  22. La torre de Septarch
  23. La taberna de la Luna Azul
  24. La herrería de Teldorthan
  25. La puerta del Rey
  26. El mercado Verde
  27. Provisiones Sandercot
  28. La casa de apuestas del Gnomo Suertudo
  29. Los Muelles

La nueva ciudad de Fallcrest esta construida sobre las ruinas de lo que era antes de la ultima guerra con los gigantes. Tiene una población de 2200 habitantes de los cuales mas de 900 viven en las tierras de sus afueras, la gran mayoría de ellos son humanos pero la población enana y mediana también es considerable y aunque no hay ningún elfo, eladrin, o draconiano que reside en la ciudad no es extraño toparse con alguno que este de paso...

El actual gobernante local es Armos Kamroth aunque por suerte para los habitantes el actual Lord Protector Faren Markelhay desde la ultima guerra decidió llevar las riendas de los asuntos de Fallcrest, cosa que ha echo que Armos Kamroth ahora solo se dedique a recolectar impuestos.

Se inicia la aventura

Motivados por sus propios objetivos Linzor el shifter, Obsidian el enano, el deva Pendaran y Zeridan el Genasi decidieron acudir a la llamada de héroes y mercenarios que ha echo Lord Faren. Encerrados en el mismo recibidor y sorprendidos por como se habían reunido algunas de las razas mas raras de la región en la misma sala a la espera de ser atendidos se miraban con algo de desconfianza. Pero, con el paso del tiempo y el final de la paciencia del enano empezaron a entablar una corta conversación al principio algo torpe pero finalmente productiva.

Tras casi dos horas de espera y aburrimiento unos guardias armados con alabardas les guiaron hacia una sala contigua donde encontraron a Lord Faren, vestido con una elegante armadura pero sin armar este les comento sobre los últimos acontecimientos que le preocupaban:

"Últimamente ha aparecido una banda de sabandijas que atacan a las granjas mas exteriores de la ciudad, mandaría a mis propios hombres pero reconstruir las defensas de la ciudad son mi prioridad y no puedo prescindir de ellos, mandé hará unas semanas un grupo que decían ser héroes de gran valor pero solo Zeridan "señalando al Genasi" logro sobrevivir, el sera vuestro guía hacia su morada. Como es natural os recompensaré con oro si los extermináis en mi nombre, en especial si me traéis el cadáver de su líder"

Mientras Linzor se hacia un saco de nervios debido a su claustrofobia que le producía su espíritu salvaje al verse encerrado en esas paredes de piedra Pendaran extrañado por las maneras del Lord Faren y Obsidian animado por el entusiasmo del deva y la archiconocida desconfianza de los clérigos enanos empezaron a avasallar al noble con preguntas de las cuales en gran mayoría el noble no tenia respuestas o simplemente no encontraba apropiadas... Zeridan, atónito, observó la escena sin saber bien por donde lidiar en la discusión, hasta que finalmente Lord Faren decidió poner fin al asunto y finalizo la reunión.

Ya fuera de la fortaleza empezaron a discutir sobre el plan de acción a seguir y pero se dieron cuenta de que no tenían suficiente información sobre sus futuras presas ya que aparte de que a los de su especie se les conocía como "Kobolds" y que vivían en un templo a medio día de la ciudad no sabían nada mas de ellos...

Por una parte Pendaran decidió hacer una visita a Septarch el director de la escuela de magia local con el cual ya había entablado alguna que otra conversación en sus primeros días de la ciudad, sabia que el mago era un gran sabio y un fiel devoto a Ioun la divinidad a la que servía.

Obsidian y Zeridan decidieron hacerle una visita al herrero local, Teldorthan, el cual por su conversación con Lord Faren sabían que era el único superviviente del ultimo ataque de los "Kobolds"

Por su parte Linzor finalmente libre de sus paredes decidió ir al bosque mas cercano para poder relajarse un momento...

Finalmente, tras hacer sus indagaciones y concluir con sus asuntos fueron yendo a la posada del Unicornio Plateado, un local que Pendaran propuso como punto de reunión, el primero en llegar fue Linzor ya que al descubrir que aquel extraño bosque era en realidad un cementerio se le pasaron las ganas de quedarse en el mas tiempo, al ver que sus nuevos compañeros no habían llegado aun y el local no le convencía demasiado decidió darles un buen susto y se escondió a las afueras de la posada aprovechando las sombras de la noche que estaba llegando...

El siguiente fue Pendaran ya que conocía bien como llegar al local y como siempre su reunión con el practico mago siempre era corta, también fue la primera victima de Linzor, sorprendido el deva alabo la habilidad de Linzor para ocultarse ya que Pendaran tenia en mucha estima su perspicacia visual... tras recuperarse del susto Linzor le comento su desagrado con el local pero el deva ignoró las palabras del shifter y entro en el local, ocupó la mesa que le indicó el Maître del local e indicó que no le molestase hasta que llegasen sus compañeros

Media hora mas tarde, cuando a Linzor se le empezaron a dormir los músculos de tanta quietud en su escondite Zeridan apareció medio empujando al enano Obsidian el cual respiraba con dificultad tras la cuesta que había tenido que subir para alcanzar la zona rica de la ciudad.

Una vez mas y como paso con Pendaran, Linzor hizo su aparición por la espalda de sus compañeros casi matando de un ataque al corazón al desprevenido enano y haciendo saltar chispas y del cuerpo del genasi, un espectáculo que asusto a los pocos transeúntes de la zona.

Tras recuperar el aliento y rechistar, en vano al shifter, Obsidian miro la posada y al ver la clase de local lleno de nobles remilgados y lo peor incluso algunos de ellos eran bebedores de agua con hierberas... decidió sacar al deva del local y junto a sus compañeros a buscarlo con la vista para poder entrar y salir lo mas rápido posible de ese local, finalmente lo encontraron, quieto e inmóvil con la mirada perdida, y sin hacer un movimiento... finalmente y tras dudar un rato si su compañero vivía o moría decidieron entrar seguidos del grito de Obsidian "PendarAAAAAAAAANNN larguémonos de aquí" con la posada mirándolos con cara de asco y el Maître con cara de pocos amigos les dieron la patada del local, el deva sin comprender demasiado la situación se resignó y siguió al grupo mientras guardaba las decoraciones doradas de su traje ya que sospechaba a que antro le iban a llevar...

El grupo no tardo en encontrar una posada mas a medida de su bolsillo y comieron y bebieron mientras expusieron la información obtenida , Obsidian y Zeridan empezaron comentando que el herrero enano había oído un rumor sobre la guarida que de los Kobolds fue una antigua morada de un dragón y estaría dispuesto a recompensarles por su parte si lograban traer algo de valor de la criatura como una escama perdida o quizás los restos de un huevo de esas criaturas, Pendaran les informó sobre los conocimientos que Septarch el mago le transmitió sobre la raza kobold, diciéndoles que eran seres similares a los draconianos pero en pequeño, escurridizos y no demasiado inteligentes salvo cuando construían trampas... Tras siguieron comiendo y ultimaron sus planes, partirían al alba...