Encuéntranos en Google+.

Cómo organizar un rol en vivo - Másters

Hace algún tiempo iniciamos una serie de artículos sobre cómo organizar una partida de rol en vivo. Hoy, volvemos a ponernos a ello en el artículo de esta y de las próximas semanas. Esperamos que os resulten de utilidad y, cómo siempre, si tenéis cualquier pregunta o comentario, no dudéis en dejárnoslo en nuestros comentarios!

Podéis ver el resto de artículos publicados hasta el momento en los siguientes links:
  1. Tipos de roles en vivo
  2. Sistema de juego
  3. Personajes
  4. Tramas.


MÁSTERS

En el momento en que nos planteamos organizar una partida de rol en vivo debemos tener en cuenta cuánta gente se va a encargar de prepararla. Obviamente el número de másters dependerá del número previsto de jugadores, pero también hay otros factores a tener en cuenta.

Personalmente suelo utilizar la regla de 1 máster por cada 10 jugadores. No tiene porqué ser algo estricto y lo cierto es que varias de las partidas que he organizado no la cumplían pero después de diversas experiencias creo que esa es más o menos la cifra adecuada.

Un máster cada 10 jugadores hará que, a no ser que estemos organizando una partida enorme, el equipo de másters sea bastante reducido (2-4). Un grupo reducido es más sencillo que se ponga de acuerdo y que todos conozcan perfectamente lo que el resto está haciendo.

Suele ser normal que se reparta la faena entre los diferentes másters (tú te ocupas de escribir el historial de este grupo de pj’s, yo de aquel…) pero personalmente opino que todos los másters deberían conocer perfectamente todas las tramas y personajes de la partida. Por un lado permitirá que los historiales y las tramas estén mucho más entrelazados y por otro lado agilizará la partida ya que los jugadores podrán preguntar cualquier cosa a cualquiera de los másters.

Además, esta cantidad de másters permite que durante la partida sea relativamente fácil que los jugadores puedan disponer de un máster al que consultar. Y aunque disponer de más másters puede parecer una buena idea, en muchas ocasiones aporta más problemas de los que soluciona ya que es mucho más difícil ponerse de acuerdo y el grado de implicación de todos ellos es muy probable que no sea el mismo con lo que se pueden generar problemas.

Personalmente desaconsejo la opción de utilizar lo que se suele llamar “másters de tiradas”, es decir, una persona que no ha participado en el desarrollo de la partida y que únicamente está presente el día en que se juega para controlar tiradas. Considero que realmente ayudan poco ya que no pueden resolver las dudas de los jugadores (que suele ser lo que lleva de cabeza a los másters durante las sesiones de juego). Si os decidís a utilizarlos como opción recomiendo que se les explique todo lo posible que sucederá durante la partida para que puedan resultar de más utilidad.

Resumen:


- 1 Máster cada 10 jugadores es una buena proporción
- Todos los másters deberían conocer todas las tramas y personajes
- No utilices “másters de tiradas” a no ser que sea realmente imprescindible.