Encuéntranos en Google+.

Como organizar un rol en vivo - Personajes

Continuamos hablando de cómo organizar una partida de rol en vivo. Hoy nos vamos a centrar en los personajes: cómo crearlos, desarrollarlos, etc...

PERSONAJES

A la hora de desarrollar los personajes para una partida de rol en vivo es importante tener en cuenta algunos factores que, en ocasiones, a todos los másters se nos olvidan.

En primer lugar debemos tener en cuenta que si queremos que los personajes sean coherentes con el mundo y con la trama que planteamos lo ideal es que seamos nosotros quienes los hagamos (tanto a nivel de historial como de hoja de personaje). Obviamente eso supone un trabajo extra para nosotros como másters pero a cambio obtendremos personajes sólidos y acorde con nuestra partida.

En segundo lugar debemos recordar que los personajes deben tener una implicación importante en la trama o tramas de la partida. A veces, esto, que puede parecer tan obvio, es algo que acabamos dejando de lado por motivos varios. Esto puede llevar a que varios jugadores tengan que interpretar a personajes total o parcialmente desligados de la trama y que no tienen demasiado que hacer en la partida. A consecuencia de esto es fácil que los jugadores se aburran y no hay nada más “peligroso” que un jugador aburrido.

También debemos tener en cuenta a la hora de escribir el historial de un personaje que sólo es necesario incluir las partes que tengan relevancia en la partida, ya sea porque marcan el carácter del personaje o porque tienen una implicación en la trama. En alguna ocasión he visto historiales larguísimos que, literariamente podían ser auténticas joyas, pero que no aportaban demasiado al jugador y que al resultar tan largos hacían mucho más fácil que el jugador se perdiera algún detalle importante o que se aburriera a media lectura y no la acabara jamás.

Un sistema que me ha funcionado bastante bien en las últimas partidas de una sola sesión que he organizado ha sido separar en el historial por un lado la parte de trasfondo (quien es el personaje, qué ha hecho, porqué está en la partida…) y por otro lado señalar cuáles son sus objetivos para esta partida (encontrar un objeto, averiguar un dato concreto, conseguir un acuerdo comercial…). Al especificar unos objetivos conseguimos que incluso el jugador más novato o más tímido se pueda centrar en unos puntos que moverán la trama y que no sólo le permitirán a él tener cosas que hacer, sino que harán que otros personajes vean como sus tramas se mueven.
Obviamente eso no quiere decir que únicamente des objetivos concretos o que no se permita a los personajes buscarse sus propias metas. Sino que se les proporciona una guía de qué se espera de ellos en la partida, pero, en ningún caso, debería coartarse su capacidad de dedicarse a otras tramas.

Otro punto importante es intentar que haya un número relativamente elevado de personajes que puedan cambiar de sexo sin problemas. A no ser que tengamos mucha suerte, habitualmente no podemos saber cuantos chicos y cuantas chicas asistirán a la partida. Eso hace que si todos los personajes tienen un sexo muy predeterminado puedan darse situaciones extrañas. Así que resulta útil que varios personajes puedan ser indistintamente hombres o mujeres. En esos casos suelo utilizar nombres que o bien no denoten un sexo (en inglés es bastante más fácil) o que tengan versión femenina y masculina (Juan/Juana, Alejandro/Alejandra…)

Resumen

- Crea tú los personajes y ajústalos al mundo y a las tramas
- Los personaje siempre deben tener implicación en la trama
- Céntrate en lo que tiene importancia
- Da objetivos concretos
- Intenta crear personajes sin sexo definido

Podéis ver el resto de artículos publicados hasta el momento en los siguientes links:
  1. Tipos de roles en vivo
  2. Sistema de juego
  3. Personajes
  4. Tramas.
  5. Masters.